¿En qué nos influye la calidad de aire que respiramos?

Debido a la cantidad de tiempo que pasamos en entornos cerrados, no es raro encontrarse con estadísticas muy llamativas en materia de salud y que han dado pie a acuñar un nuevo término como es el SEE, Síndrome del Edificio Enfermo. Estos parámetros revelan la necesidad de limpiar el aire en oficinas y hogares, donde se pasa cerca del 90 % del tiempo del día. 

En espacios interiores, el efecto de la contaminación es más evidente e incluso más peligroso para la salud de todos. La presencia de partículas en el ambiente que puedan generar gases contaminantes, productos biológicos y otros, pueden generar afectación por diversas enfermedades.

Por ello, es importante saber diferenciar el tipo de ventilación que usamos habitualmente. En la construcción de edificios, viviendas y locales existen tres tipos de sistemas de ventilación, según el mecanismo utilizado para su ejecución: Ventilación espontánea, ventilación natural y ventilación forzada.

  • Ventilación espontánea

No es un sistema propiamente dicho, sino la aireación espontánea que se produce entre las uniones de ventanas y puertas con la pared. Es una ventilación irregular que depende de factores externos, como el viento, la temperatura o la diferencia térmica entre el interior y el exterior.

  • Ventilación natural

Es la que se produce cuando abrimos las ventanas y las puertas para que entre el aire del exterior. Es el sistema más simple y económico, el de toda la vida. Es muy adecuado cuando hablamos de estancias pequeñas, pero para lugares más grandes, la expulsión del aire viciado puede ser deficiente si no se apoya con otro tipo de ventilación.

  • Ventilación forzada

Se produce creando artificialmente diferencias de presión entre distintas áreas del edificio o en los conductos de distribución. Los sistemas más empleados son ventiladores, extractores e intercambiadores de calor.

Estos sistemas extraen el aire interior por presión o por aspiración, logrando que se renueve completamente. Son muy eficaces en baños u otras estancias interiores, semisótanos y naves industriales.

Los mejores sistemas de ventilación para edificios de viviendas

Para diseñar un sistema de ventilación eficiente debemos tener en cuenta el uso que se hace del edificio y las necesidades de climatización. Pero algo si es seguro, los sistemas de ventilación, según el CTE, deben tener en cuenta la impulsión de aire exterior al interior de las estancias, independientemente de las condiciones meteorológicas. Si el sistema no está bien diseñado puede afectar al consumo energético de forma notable.

Teniendo en cuenta los tipos de ventilación mencionados, podemos decir que se conforman en el mercado, tres sistemas de ventilación para viviendas:.

  • Ventilación natural o tiro natural: entrada y extracción natural del aire.
  • Ventilación combinada: entrada natural del aire y extracción forzada.
  • Ventilación mecánica controlada: entrada y extracción mecánica del aire.

Este útlimo sistema es el que recomendamos en Onura Homes, es un tipo de ventilación, que junto con un buen asilamiento y hermeticidad de la vivienda nos permitirá cumplir más allá de las exigencias que contempla el código técnico de edificación consiguiendo una ventilación de confort perfecta para las personas que la habiten.

Como ya hemos dicho, en este sistema la aportación y la extracción del aire viciado se producen de forma mecánica. Purificando la calidad del aire que respiramos por medio de diferentes filtros. Además podemos complementar nuestro sistema con diferentes módulos como recuperadores de calor que nos ayudarán a ahorrar energéticamente tanto en invierno como en verano. También existe la posibilidad de que estos sistemas estén calefactados o refrigerados y cómo no, podemos incluir un módulo que controle la humedad del aire inducido, obteniendo así el mayor confort posible. Aire sano y limpio en tu vivienda.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *