Onura Homes en los medios

En dos meses de existencia de Onura Homes hemos dispuesto de la cobertura de varios medios de comunicación. Desde aquí nos gustaría agradecer de verdad a Onda Vasca, Bizkai Irratia y Radio Popular por hacerse eco de las características de nuestros Hogares y poder conversar sobre las bondades de la eficiencia energética, Passivhaus y Calidad del Aire interior.

Estos 3 términos resultan muy recurrentes entre los profesionales del sector, pero no tanto entre el resto de la población. El Ahorro energético se relaciona con la etiqueta energética de los electrodomésticos y con el ahorro que supone el combustible diésel o el vehículo eléctrico. Pero todavía es lejano en la edificación.

Tal como se está invirtiendo adecuadamente en la rehabilitación de prestaciones térmicas de edificios existentes, con mas razón debería ser exigible en proyectos de nueva construcción donde en la fase de estudio se puede contemplar la mejora de la transmitancia térmica de la vivienda.

Gracias al estándar Passivhaus, las viviendas Onura Homes ofrecen un aislamiento térmico y acústico inmejorable en la actualidad y que proporcionan un gran confort interior a sus habitantes. Estas prestaciones de aislamiento, junto con el triple vidrio de sus ventanas, la ausencia de puentes térmicos, la ventilación mecánica con recuperador de calor y la hermeticidad de la envolvente confiere un ambiente salubre y de gran calidad ambiental.

Casa Beroa salón

Onura Homes y la Calidad de Aire Interior

Casa Beroa salón

 

Pasamos entre el 80 al 90% de nuestro tiempo en el interior de espacios cerrados de acuerdo con la OMS. Es precisamente en espacios cerrados donde la calidad del aire es del orden de 2 a 5 veces peor que en el exterior. Esto principalmente se debe a que a los contaminantes exteriores se le añaden los interiores, produciendo una notable disminución de una calidad del aire que ya es deficitaria en el exterior. Sus efectos sobre la salud van desde una simple sensación de somnolencia, cefaleas, irritaciones nasales y/o oculares, pudiendo derivar en procesos alérgicos e hipersensibilidades. En el ámbito laboral este entorno puede afectar a la productividad de las personas, a su capacidad de desempeño y creatividad y, por lo tanto, también a su confort y bienestar.

Tanto la directiva europea EPBD como las normativas nacionales con el concepto de “edificio de consumo de energía casi nulo (ECCN), exigen un aumento de la estanqueidad de los edificios, de forma que la renovación de aire queda exclusivamente en manos de la ventilación y su regulación. El uso de materiales de construcción que limiten las emisiones de contaminantes al aire interior debería ser el punto de partida; y la renovación de aire, estar basada en el perfil de uso.

Es por lo tanto necesario el seguimiento continuo de la evolución de la calidad del aire interior, que permita analizar patrones de comportamiento y así conocer la pauta de uso, el perfil de ocupación, el grado y fuente de contaminación, así como el potencial de mejora de un espacio en materia de calidad del aire interior. La evaluación del comportamiento del edificio es muy variable en función del uso (hábitos de climatización y ventilación, productos de higiene y limpieza, materiales de construcción, acabado y equipamiento, etc) y sólo el estudio de la evolución en el tiempo garantiza esta información.

Es por esto que Onura Homes centra gran parte de sus esfuerzos en paliar en la medida de lo posible esta situación en sus viviendas unifamiliares y gracias a la colaboración con la empresa InBiot, ofrecer a sus clientes la monitorización de la concentración de Co2, COVs, Formaldehidos y Fenoles. Para reducir al máximo su concentración, los hogares de Onura Homes cuentan con Placas de Yeso Laminado de acabado interior que actúan de manera activa para reducir el 70% de Formaldehidos en el interior de la vivienda.

Vista Onura Homes

Onura Homes comenzará en 2021 con la construcción de su vivienda Piloto.

Onura Homes comenzará en 2021 con la construcción de su vivienda Piloto. Sobre una parcela edificable de 1.000 m2 situada en Larrabizker, Mungia, la vivienda se certificará Passivhaus y contará con materiales de acabado activos en la absorción de Co2 y monitorización de la Calidad de Aire Interior.

Será la primera piedra de un proyecto que busca conectar con la tendencia actual por las necesidades objetivas de ahorro energético y control y filtrado del aire que respiramos en el interior, y la tendencia social hacia una economía mas verde y sostenible.

 

Obra Madera Onura Homes

¿En qué nos influye la calidad de aire que respiramos?

Debido a la cantidad de tiempo que pasamos en entornos cerrados, no es raro encontrarse con estadísticas muy llamativas en materia de salud y que han dado pie a acuñar un nuevo término como es el SEE, Síndrome del Edificio Enfermo. Estos parámetros revelan la necesidad de limpiar el aire en oficinas y hogares, donde se pasa cerca del 90 % del tiempo del día. 

En espacios interiores, el efecto de la contaminación es más evidente e incluso más peligroso para la salud de todos. La presencia de partículas en el ambiente que puedan generar gases contaminantes, productos biológicos y otros, pueden generar afectación por diversas enfermedades.

Por ello, es importante saber diferenciar el tipo de ventilación que usamos habitualmente. En la construcción de edificios, viviendas y locales existen tres tipos de sistemas de ventilación, según el mecanismo utilizado para su ejecución: Ventilación espontánea, ventilación natural y ventilación forzada.

  • Ventilación espontánea

No es un sistema propiamente dicho, sino la aireación espontánea que se produce entre las uniones de ventanas y puertas con la pared. Es una ventilación irregular que depende de factores externos, como el viento, la temperatura o la diferencia térmica entre el interior y el exterior.

  • Ventilación natural

Es la que se produce cuando abrimos las ventanas y las puertas para que entre el aire del exterior. Es el sistema más simple y económico, el de toda la vida. Es muy adecuado cuando hablamos de estancias pequeñas, pero para lugares más grandes, la expulsión del aire viciado puede ser deficiente si no se apoya con otro tipo de ventilación.

  • Ventilación forzada

Se produce creando artificialmente diferencias de presión entre distintas áreas del edificio o en los conductos de distribución. Los sistemas más empleados son ventiladores, extractores e intercambiadores de calor.

Estos sistemas extraen el aire interior por presión o por aspiración, logrando que se renueve completamente. Son muy eficaces en baños u otras estancias interiores, semisótanos y naves industriales.

Los mejores sistemas de ventilación para edificios de viviendas

Para diseñar un sistema de ventilación eficiente debemos tener en cuenta el uso que se hace del edificio y las necesidades de climatización. Pero algo si es seguro, los sistemas de ventilación, según el CTE, deben tener en cuenta la impulsión de aire exterior al interior de las estancias, independientemente de las condiciones meteorológicas. Si el sistema no está bien diseñado puede afectar al consumo energético de forma notable.

Teniendo en cuenta los tipos de ventilación mencionados, podemos decir que se conforman en el mercado, tres sistemas de ventilación para viviendas:.

  • Ventilación natural o tiro natural: entrada y extracción natural del aire.
  • Ventilación combinada: entrada natural del aire y extracción forzada.
  • Ventilación mecánica controlada: entrada y extracción mecánica del aire.

Este útlimo sistema es el que recomendamos en Onura Homes, es un tipo de ventilación, que junto con un buen asilamiento y hermeticidad de la vivienda nos permitirá cumplir más allá de las exigencias que contempla el código técnico de edificación consiguiendo una ventilación de confort perfecta para las personas que la habiten.

Como ya hemos dicho, en este sistema la aportación y la extracción del aire viciado se producen de forma mecánica. Purificando la calidad del aire que respiramos por medio de diferentes filtros. Además podemos complementar nuestro sistema con diferentes módulos como recuperadores de calor que nos ayudarán a ahorrar energéticamente tanto en invierno como en verano. También existe la posibilidad de que estos sistemas estén calefactados o refrigerados y cómo no, podemos incluir un módulo que controle la humedad del aire inducido, obteniendo así el mayor confort posible. Aire sano y limpio en tu vivienda.

 

 

Casa Hygge de día

¿Qué hay de cierto en los que se suele decir de las viviendas Passivhaus?

No se pueden abrir las ventanas: 

Cuando se habla de Passivhaus es frecuente oír que no se pueden abrir las ventanas. En realidad, los profesionales del sector y conocedores del estándar Passivhaus debemos hablar con propiedad y decir“cuando la temperatura exterior no es agradable (por frío o por calor) no se deben abrir las ventanas”. Si abrimos las ventanas en invierno tiramos energía, porque enfriamos el edificio. Si tenemos las ventanas abiertas cuando fuera estamos a 30ºC, nuestro edificio se calentará. Y entonces, o bien derrocharemos energía poniendo en marcha la climatización antes de tiempo, o bien tendremos un sobrecalentamiento que podríamos evitar.

Y, ¿qué pasa, por ejemplo, en primavera? Pues que, si vives en una ciudad, te dará igual y seguirás con las ventanas cerradas porque tu vivienda está magníficamente ventilada y tu aire interior muy limpio y, simplemente, no necesitas abrir las ventanas.

Ahora bien, si vives en una vivienda con jardín o con una estupenda terraza, si tienes niños pequeños… probablemente te dejes esa puerta de salida o balcón abierto.

Si tu vivienda es una verdadera Passivhaus, lo único que ocurre es que tu sistema de Ventilación Mecánica Controlada con recuperador de calor de alto rendimiento estará moviendo una cantidad de aire innecesaria, pero como es una Passivhaus y tu máquina de ventilación estará certificada por el PHI, su consumo eléctrico es mínimo.

Puedes minimizar este consumo poniendo tu ventilación en la posición “ausencia” para que el resto de estancias sigan ventilándose (esto es lo ideal), pero si decides no hacerlo, sé consciente de que, en 8 horas de apertura de ventanas, estarás derrochando menos de un tercio de un kWh. Energéticamente hablando, es muy poco; y, además, la primavera no es eterna. Económicamente hablando, unos 5 o 6 céntimos de euro.

Entonces, ¿qué decir a nuestros clientes? “Sí, por supuesto. Puedes abrir las ventanas siempre que quieras. Puede incluso que un día lo necesites. No pasa nada. En verano, presta un poco de atención, porque si te acostumbras a abrir en primavera puede que antes de que te des cuenta tu casa comience a calentarse y es una pena. En invierno, seguro que no lo vas a hacer. Sencillamente porque no lo vas a necesitar. 

  1. Hace falta calefacción?:

Como bien sabemos, una vivienda Passivhaus tiene unas demandas de calefacción y refrigeración muy bajas. Pero las tiene. Y no podemos olvidar las de refrigeración en las zonas cálidas.

El suelo radiante nos permite una distribución óptima del calor, que llega a todas las estancias. Aumentar o disminuir el paso en la colocación de tubo (cada 7,5 cm; cada 15; cada 22,5 ó cada 30 cm) permite ya un primer ajuste en función de nuestra demanda; en edificios Passivhaus el ajuste será también económico, ya que aumentamos la distancia entre tubos y disminuimos la cantidad del mismo. Pero, además, dado que el suelo radiante funciona a temperaturas muy inferiores a los sistemas convencionales, supone en sí mismo un ahorro de energía: no es lo mismo calentar agua a 35ºC que a 70ºC, ya que los rendimientos de las fuentes bajan. Además, el suelo radiante permite circular agua fría en verano, de manera que con un único sistema tenemos solucionada la calefacción y la refrigeración. Es decir, es un sistema de climatización. En comparación con el resto de sistemas, nos “ahorramos” el sistema de refrigeración. Incluso si no lo necesitamos, podemos disponer de él y mejorar nuestro confort.

Uno de los inconvenientes que solemos detectar enseguida cuando hablamos de suelo radiante-refrescante, especialmente en viviendas, es la elevada inercia del mismo. Sobre todo, en esta vida moderna en la que pasamos muchas horas fuera de casa y cuando llegamos queremos calor o frío inmediato. Aunque esto puede importar menos si se trata de una Passivhaus, porque la casa apenas se enfría o calienta durante nuestra ausencia

Si reducimos el espesor del recrecido, además de acortar el tiempo de respuesta del sistema, podemos impulsar el agua alrededor de 30ºC en lugar de hacerlo a 45ºC, lo que supone un ahorro energético de entre un 20% (en parquet) y un 25% (en cerámica) según UNE-EN 1264-3. Cuando nuestra carga de calor y refrigeración es de 10 W/m2 esto es muy importante, no tanto por el ahorro como por el hecho de que si impulsamos a 45ºC no será raro que acabemos pasando calor y necesitando abrir las ventanas. Es más fácil ajustar la potencia dada a las cargas necesarias con menor temperatura. Y más fácil conseguir una buena regulación cuando la potencia está bien ajustada y cuanto menor es la inercia del sistema. 

De la misma manera y por las mismas razones, este suelo radiante, que en verano se convierte en refrescante, tendrá suficiente con circular agua a 18ºC en lugar de hacerlo a 16ºC para rebajar la temperatura de la estancia en menos tiempo. Y esto también es un ahorro de energía.

Al funcionar a temperaturas bajas, posibilita su combinación con fuentes de energía renovables de manera muy eficiente. Conseguir 30ºC con sistemas de aerotermia resulta fácil y optimiza el rendimiento de estos sistemas, que sin embargo bajan su rendimiento si deben calentar el agua a 60-70ºC. Y aunque podríamos pensar que eso no ocurre con las calderas de gas, no es así. El RITE nos obliga a poner calderas de condensación. En este tipo de calderas nos interesa ir a bajas temperaturas de impulsión para que se produzca la condensación, de lo contrario el sistema, aunque funciona bien, no se optimiza.

Finalmente, en el caso de la refrigeración, si se hace mediante geotermia, nos permite devolver a la tierra al menos una parte del calor robado durante el invierno, evitando así el agotamiento de nuestra fuente

  1. Las viviendas Passivhaus son muy caras:

La primera vivienda Passivhaus en España se certificó en 2009. Lógicamente, desde aquella fecha a hoy en día, que la superficie en m2 certificado sube de manera exponencial (con mas de 100 proyectos certificados y mas de 120.000 m2 construidos), los costes de los materiales apropiados y de la mano de obra especializada han disminuido ostensiblemente.

Se estima que el sobrecoste de construir una vivienda Passivhaus oscila entre un 5 y un 10%. Sobre un precio de 250.000 € de vivienda, esto supone unos 13.000-20.000 €. Teniendo en cuenta la tendencia del consumo energético en el País Vasco y el resto de España observamos lo siguiente:

El peso del consumo energético por vivienda supone un tercio del gasto total por Hogar. Teniendo en cuenta que el estándar Passivhaus supone un ahorro medio del 80% en este concepto, podemos hacernos una idea de su repercusión en nuestros gastos fijos habituales. Si a esto le sumamos una menor incidencia de mantenimiento y reparaciones en instalaciones, se estima que de media, el periodo de retorno de la inversión suele ser a partir de 7-9 años, variando la ubicación de la vivienda. 

 

Portada Web Onura Homes

¿Son caras las casas de Onura Homes?

La pregunta del millón y que a nosotros nos gusta responder con otra pregunta:

¿Qué es caro o barato en la inversión de tu vida y donde de media pasas el 60% de tu tiempo?

Cuando acometemos otras inversiones importantes en nuestra vida como puede ser la compra de un coche, muchos potenciales compradores, previamente, tienen en la cabeza el posicionamiento que cada marca ha conseguido en el mercado: seguridad, elegancia, fiabilidad, diseño bonito,… además de esto, tienen información sobre los CV de potencia que desean, el equipamiento, seguridad, plazas y litros de maletero.

Con la compra de la vivienda, muchas veces lo que rige en la decisión de compra es el diseño. Si a esto añadimos una grifería de marca premium, puertas lacadas, acabados vistosos,… suele estar un % elevado de decisión de compra tomado.

Por que nos somos mas exigentes con la mayor inversión de nuestras vidas? Porque no nos informamos sobre los materiales aislantes, carpinterías, cerramientos, solución de cajas de persianas, aislamiento y acondicionamiento acústico? Normalmente se nos entrega una memoria de calidades al inicio, pero ni somos conscientes de su calidad e idoneidad, y a la entrega de la vivienda tampoco somos conocedores de los controles de instalación realizados para la instalación y manipulación de esas soluciones constructivas.

Lo primero que tenemos que saber, es que no hay material constructivo bueno o malo sino se instala adecuadamente. Y lamentablemente, en muchas viviendas, no es sencillo por parte de la dirección facultativa poder llevar un control exhaustivo de esa instalación.

Es por esto que volvemos a la pregunta de inicio: son caras las casas Onura?

Lo primero que tenemos que decir es que Onura Homes apuesta por el estándar constructivo Passivhaus. Esto implica:

  1. Gran aislamiento térmico, multiplicando por dos en ocasiones lo que la norma actual recomienda
  2. Ventanas de triple vidrio, obteniendo el mejor comportamiento acústico y térmico del mercado
  3. Ventilación mecánica con recuperación de calor, para el aprovechamiento del intercambio de temperatura del aire interior/exterior y control y filtrado del aire exterior
  4. Hermeticidad, con lo que conseguimos evitar las infiltraciones y salida de aire (la incómoda entrada de aire por la caja de persiana), y una mejora en el confort acústico y térmico de la vivienda
  5. Limitación de puentes térmicos, con lo que conseguimos disminuir el consumo energético y evitar patologías debidas a la condensación, como, por ejemplo, los hongos, nocivos para la salud. Además, se consigue eliminar los puntos fríos en el interior de la vivienda, de manera que se garantiza un excelente confort térmico para los usuarios y la sensación de bienestar. 

A estas características diferenciadoras hay que sumarle el hecho de que a lo largo de la ejecución de la vivienda, el Instituto Passivhaus Alemán, obliga al cumplimiento de ciertos parámetros que solo se pueden cumplir mediante ensayos insitu a través de entidades certificadas al efecto. Los valores obtenidos, junto con fotos de la ejecución de la obra son enviados al Instituto y hay que esperar a obtener su validación para poder seguir adelante. 

Esto que supone? Que una entidad ajena al constructor y al promotor, evalúa y valida el correcto uso e instalación de las soluciones constructivas. Esto de por sí ya supone una garantía para el futuro usuario de la vivienda. Si a esto añadimos que la razón de ser del Estandar Passivhaus pasa por maximizar la eficiencia energética, por apostar por el confort térmico/acustico y conseguir la mejor calidad de aire en el interior de la vivienda, obtenemos una calidad de vivienda muy poco habitual hoy en día y que supera claramente la norma existente en las construcciones habituales.